Soto Solar, con sede en Madrid, recauda más de 100 millones de euros para construir 2 GW de capacidad solar en España

Planta solar trabajadores

Soto Solar, con sede en Madrid, desarrolla e invierte en proyectos solares fotovoltaicos a gran escala y sin subvenciones. Ahora ha recaudado 100 millones de euros para un grupo de inversores  internacionales a cambio del 50% de las acciones de la empresa.

La compañía utilizará la inversión para expandir su equipo y comenzar a realizar su reto para los próximos cinco años: una capacidad total instalada de energía solar fotovoltaica de 2 gigavatios.

Soto Solar fue fundada por las empresas holandesas Stecc y Hartenlust Group, y comenzó a operar a fines de 2018. Desde entonces ha construido una cartera de proyectos de energía solar fotovoltaica de más de 500 megavatios a través de una serie de asociaciones locales en España, y también está explorando proyectos relacionados en almacenamiento de energía.

“La energía solar es clave para la transición energética europea”, dijo Bas Dekker, cofundador de Soto Solar. “Desarrollar una capacidad de generación de energía renovable a gran escala y de alta calidad es fundamental para lograr este objetivo. El mercado europeo de activos renovables se transformará gradualmente en una clase de activos institucionales, y el mercado español ofrece atractivas oportunidades libres de subsidios para los profesionales con un horizonte a largo plazo.

“Soto Solar tiene el beneficio de un historial sólido y profesional en el desarrollo e inversión de energía solar fotovoltaica que, junto con la perspectiva a largo plazo para las energías renovables españolas, respalda nuestra razón de ser para proporcionar capital y apoyo”, dijo Xeno Grimmelt, socio de Hartenlust. “Además, la visibilidad limitada y la creciente volatilidad están afectando clases de activos como bienes raíces, acciones y bonos en los que las oficinas familiares invierten tradicionalmente. Los activos de energía renovable ofrecen una perspectiva positiva a largo plazo en el lado derecho de la futura industria energética”.